Saltar a contenido principal

RESULTADOS REALES CERTIFICADOS POR PRUEBA CLÍNICA

 

KUMIKO es una línea dermocosmética antiedad que exhibe los cambios tangibles y evidentes logrados con el uso constante de sus fórmulas. Éstos fueron respaldados en la Prueba Clínica ‘ANTES Y DESPUÉS’, realizada en Clínica La Parva (CLP), en el segundo semestre de 2023, y certificada por su director médico, Doctor Pedro Vidal GH.

Hicimos un ejercicio transparente, con imágenes verídicas y sin retoque alguno, en un grupo de mujeres como ustedes y nosotras —para que te sientas identificada—, en que se aprecian los resultados visibles y notorios sobre la eficacia de nuestras fórmulas, que nos complace compartir, porque sí es posible lograr con KUMIKO mejoras sustanciales en tu apariencia, con soluciones efectivas a las problemáticas de envejecimiento de la piel.

Durante 6 semanas, mujeres entre 28 y 63 años, utilizaron los productos KUMIKO en rutinas de uso programado, logrando todas cambios favorables. Se dividieron en dos grupos.

 

Metodología de la Prueba Clínica

Nuestra propuesta

Beneficiar a las pacientes con un concepto de mantención y prolongación de los resultados logrados en CLP, para comprobar los cambios favorables en las pieles tratadas con distintos productos KUMIKO.

Objetivo

Mostrar los cambios después del uso habitual de algunos productos KUMIKO, en zonas determinadas del rostro de las pacientes participantes. El requisito fue el compromiso de terminar la Prueba Clínica y tener constancia en la aplicación de los productos.

Plan de acción

La evaluación se llevó a cabo de la siguiente forma. En ambos grupos, se tomaron fotos en la clínica como registro de estas zonas: tercio superior, medio y bajo del rostro.

  • Antes del tratamiento.
  • Luego de realizado el tratamiento.
  • A las 3 semanas de uso de los productos de tratamiento.
  • A las 6 semanas de uso de los productos de tratamiento.

Ítems evaluados

En las etapas mencionadas, las pacientes y su médico completaron un formulario donde se evaluaron estas preocupaciones:

  • Flaccidez: Consiste en la pérdida de firmeza de la piel del rostro, que se produce por el paso de los años y la reducción de fibras como el colágeno y la elastina. A medida que envejecemos, el rostro se vuelve menos terso y empieza a perder elasticidad.
  • Luminosidad: Proporciona gran atractivo al rostro y con frecuencia se asocia a un estado de salud y bienestar. La piel luminosa exhibe luz propia y brillo justo, con una apariencia de aspecto sano, adecuada hidratación y tonificación.
  • Poros-Glándulas sebáceas = Textura de la piel: Los poros son pequeños orificios en la piel que tienen relación con la herencia genética, la nutrición y el medioambiente. Tienen folículos pilosos y glándulas sebáceas. La piel respira, se nutre, alimenta y oxigena a través de las glándulas sebáceas (o sudoríparas). La textura de la piel se refiere a su suavidad, uniformidad y aspecto general (poros). Es importante saber que las cremas de tratamiento penetran por las glándulas sebáceas hacia las capas internas de la piel; no por los poros. Por lo tanto, es fundamental la correcta limpieza de los poros para que los productos dermocosméticos lleguen a las glándulas sebáceas y hagan efecto. Sólo así la piel lucirá más suave, saludable y con buena textura.
  • Arrugas: Pliegues que se forman en la piel, normalmente al envejecer, por falta de colágeno y elastina. También, debido a factores externos como exposición a luz ultravioleta, tabaquismo y expresiones faciales repetitivas. Algunas arrugas se transforman en grietas o surcos profundos y son más notorias alrededor de los ojos, la boca y el cuello.
  • Líneas de expresión: Son líneas de desgaste que surgen en las zonas del rostro donde hay un mayor impacto por el proceso de gesticulación y, desde luego, van incrementándose a mayor edad.
  • Ojeras: Efecto visible de vasos sanguíneos que se oscurecen bajo los ojos al no disponer de adecuado oxígeno o hidratación. Es un área de piel muy fina, ya que no contiene tejido graso. Las causas más comunes son problemas hormonales o de circulación, tabaquismo, ingesta de alcohol, sobreexposición a la luz solar sin protección, ausencia de nutrientes, resequedad de la piel y falta de descanso.
  • Bolsas: Aparecen cuando se produce hinchazón debajo de los ojos. Son comunes a medida que se envejece, cuando los tejidos pierden turgencia y se debilitan, incluidos algunos de los músculos que brindan apoyo a los párpados.

Ejecución

Resultados de la Prueba Clínica

Grupo 1: Pacientes que se aplicaron bótox

Valentina, 31 años:

Al comenzar con el uso de los productos KUMIKO mi piel se adaptó muy bien a ellos. En la semana 2, noté cambios aún más favorables en relación a la flacidez facial, líneas de expresión, ojeras y bolsas en los ojos. A partir de la semana 3 advertí una mayor luminosidad general y, desde la semana 4, hubo una sustancial mejoría en la calidad de los poros, así como en todos los kpi analizados. En la semana 6, quedé muy impresionada con los cambios significativos y visibles, incluso en las arrugas más atenuadas.

Francisca, 29 años:

Durante la primera semana en que probé los productos KUMIKO fui descubriendo los efectos positivos en la piel de mi rostro, en especial, en lo relacionado con flacidez, luminosidad y ojeras. A medida que avanzaban los días, mejoró el aspecto de arrugas y líneas de expresión. Desde la semana 4 hasta la 6, constaté cambios significativos en todos los ítems evaluados: flacidez, luminosidad, poros, arrugas, líneas, ojeras y bolsas.

Juliana, 49 años:

Desde el inicio de la aplicación de las fórmulas KUMIKO puedo decir que experimenté una evolución positiva en la calidad de la piel de mi rostro. A los pocos días, aspectos como luminosidad, poros, arrugas, líneas y ojeras comenzaron a tener cambios. A partir de la semana 4, destaco los beneficios en la luminosidad, las arrugas y las líneas de expresión. Los poros se fueron afinando hacia la semana 6, mientras que la flacidez también mejoró.

Macarena, 46 años:

Los primeros cambios al usar las fórmulas KUMIKO los pude constatar en la mejoría de la flacidez facial, luminosidad, arrugas y líneas de expresión. En las semanas 2 y 3, noté beneficios en mis ojeras, las que presentaron una apariencia más descansada. Luego, percibí lo mismo con las bolsas bajo los ojos. Hacia la semana 6, con el uso constante de los productos, todos los ítems analizados tuvieron cambios significativos y estoy muy contenta.

 

 

 

 

 

Grupo 2: Pacientes que se realizaron limpieza de cutis 

Macarena, 36 años:

Desde la primera semana de uso de los productos KUMIKO mi rostro fue cambiando para mejor. La flacidez, luminosidad, poros, arrugas, líneas, ojeras y bolsas respondieron bien. Al llegar a la semana 3 noté una evolución significativa en la forma de atenuarse las líneas de expresión y las arrugas. Luego, me llamó la atención la menor presencia de flacidez y la mejoría en la luminosidad que presentaba mi rostro. Hacia la semana 6 puedo decir que quedé muy satisfecha con el resultado positivo general logrado.

Margarita, 63 años:

Primero que nada quiero agradecer la oportunidad de ser parte del estudio. Estoy feliz con los resultados!! Mi piel se ve tersa, luminosa y mejor apariencia de la piel en general. Seguiré ocupando los productos en el futuro. Al inicio del uso, destaco la mejoría en la luminosidad de mi rostro. Luego, tuvo una buena evolución el estado de los poros, flacidez, líneas de expresión y ojeras.

Valentina, 28 años:

A partir de la primera semana de uso, constaté la presencia de un poco de puntos rojos, como alergia, y más granos que lo normal. Al mismo tiempo, la piel se me iba poniendo más suave. En la semana 3 fueron desapareciendo los granos y se me comenzó a iluminar la piel, en especial la nariz. Desde la semana 4, no sé si me acostumbré y no vi mi rostro tan iluminado. Al final, noté una mejora en las bolsas y en las ojeras.

  

 

 

 

 

 

Testimonio del Doctor Pedro Vidal GH:

 

Los resultados del estudio han sido excepcionalmente favorables a la evaluación del equipo tratante; además, los pacientes han expresado su satisfacción con los notables avances en el aspecto y la salud de su piel, habiendo evaluado problemáticas como flacidez, luminosidad, arrugas, líneas de expresión, ojeras, bolsas debajo de los ojos, porosidad y la percepción global de su apariencia.

Con más de 30 años de experiencia en cirugía plástica y reconstructiva, respaldo plenamente la eficacia de los productos KUMIKO utilizados en este estudio con la metodología descrita. Los avances e innovación en el cuidado de la piel son una prioridad para Clínica La Parva y estamos muy satisfechos de compartir esta experiencia.

Este ha sido un trabajo colaborativo entre Clínica La Parva y KUMIKO que esperamos continuar en etapas y niveles progresivos para el avance en el cuidado de la piel con soluciones cada vez más efectivas y revolucionarias.

 

Somos una marca dermocosmética que defiende su promesa máxima:

 

Dar soluciones eficientes con beneficios tangibles y resultados reales a las problemáticas de envejecimiento de la piel, para una apariencia saludable y radiante.

Su Carro